Lectura Rápida Con Ingenio

Cuando te mencionan el tema de la lectura rápida, lo normal es que la relaciones con la velocidad para leer un mismo texto en menor tiempo.

Bajo esta óptica se trata de simplemente oprimir el acelerador para terminar más rápido tu lectura, de estudio, trabajo o que más te apasiona.

Sin embrago, la lectura rápida también se puede lograr con ingenio, aprendiendo a ser efectivo en tu proceso, porque no necesariamente el que más corre puede volar, ni el que oprime el acelerador disfruta más del viaje.

Define tu objetivo y lee lo importante:

En igual o menor tiempo podrás leer un documento o un libro, si aprendes a seleccionar aquellos apartes de la lectura que más te interesan en este específico momento.

Por ejemplo, si estás realizando una investigación sobre la música y la pintura en la época medieval, sin duda encontraras diversos textos y documentos que hablen sobre la época medieval, pero deberás enfocarte solo en el aspecto de la música y la pintura, que es el tópico que te importa en este momento, dejando de lado los otros aspectos culturales, que aunque importantes podrán leerse en otra oportunidad.

La lectura rápida es también enfocarte en lo importante.

**REPORTE GRATUITO: Cómo Leer Más Rápido en solo 7 Días. ¡Garantizado! Haz Clic Aquí y Descárgalo AHORA

Concéntrate y pon atención en el eje central de la lectura:

Todo libro y documento cuenta con un índice, una introducción y hasta un resumen en donde te explican en forma general cual es el alcance de la lectura y la temática que se va a detallar en cada uno de los capítulos.

Antes de salir corriendo a leer el libro, es importante que le dediques un tiempo a leer el índice, introducción y resumen del libro, que te permita enfocar en aquellos apartes que más te aportan para tu necesidad actual.

No por leer más cantidad de texto, te permitirá ser más efectivo con la lectura, sino por aprender a seleccionar aquellas partes que más te aportan a tu objetivo. La lectura rápida es aprender a encontrar los capítulos y apartes del libro que primero debes leer.

Cambiar la velocidad para retener lo clave:

Cuando vas de viaje o de paseo en tu auto, observando el panorama y el paisaje, tu mismo seleccionas la velocidad, para aumentarla en los lugares en donde el panorama no cambia, y reducirla en los lugares de mayor interés y atractivo.

Para lograr la lectura rápida y efectiva, puedes aumentar de igual manera tu nivel de lectura en aquellos apartes redundantes en donde no te añaden información y conocimiento, a la vez que puedes reducir tu velocidad de lectura en aquellos parados centrales del tema, en donde descubres que te adicionan valor y conocimiento a tu actividad que estás realizando.

La velocidad de lectura nunca permanece constante todo el tiempo sino que se acomoda al tipo de texto y tu propio interés.

La lectura rápida con ingenio consiste en saber utilizar tu tiempo, ya sea leyendo lo importante de acuerdo con tu objetivo o necesidad, logrando la concentración en el eje central de la lectura, y modificando la velocidad del proceso al tipo de texto para hacerlo más lento cuando el valor aumenta y viceversa.

En lugar del término lectura rápida podría utilizarse el de lectura efectiva, porque no es el que más rápido lee quien logra retener más conocimiento de valor, sino el que sabe leer enfocándose en lo importante y útil quien llegará más lejos, con entretenimiento y éxito.

Gracias…

Carlos Gallego – Escritor del Reporte:
“CómoLeerMásRápidoenSOLO7Días”

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Lectura Rápida y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s