La Mente Y La Lectura Rápida

Campo visual y lectura velozLa mente se relaciona mucho con la lectura rápida, ya sea para disminuir la velocidad debido a bloqueos o repeticiones innecesarias, o para mejorar la retención de información y agilizar la lectura.

Recuerda que lo que pienses se convertirá en realidad, más temprano que tarde.

No busques repetir en la mente todo lo que lees:

La repetición no necesariamente profundiza el conocimiento y puede convertirse en una pérdida de tiempo. Por ello, si deseas obtener las bondades de la lectura rápida y lograr una máxima recordación del contenido, el camino no es a través de la repetición en la mente de cada palabra que lees. Es lograr que de un sólo impacto se ingrese la mayor cantidad de contenido de un sólo golpe.

Cree en la potencialidad de la mente:

La mente es poderosa y lo que creas se convierte en realidad. La lectura rápida puede ser un concepto nuevo para ti, pero debes saber que todo comienza con la fe y creencia de que si se puede. Tal vez pienses en un comienzo que la única manera de leer es captar palabra por palabra, pero una vez confías que con la práctica puedes lograr que un mensaje completo ingrese al tiempo, los resultados comenzarás a verlos.

Disfruta del proceso:

Aprender cualquier destreza como lograr la lectura rápida inicia tan pronto disfrutas de su aprendizaje. Todo lo que se hace con amor y pasión permite obtener resultados. Porque te concentras y enfocas en la meta, logras que las emociones te apoyen en tu objetivo, eres feliz y anhelas seguir avanzando.

**REPORTE GRATUITO: Cómo Leer Más Rápido en solo 7 Días. ¡Garantizado! Haz Clic Aquí y Descárgalo AHORA

Ayúdale a la mente a mejorar los hábitos:

Los hábitos son ayudas para que las labores repetitivas se hagan más rápido. Algunas veces debes modificar, mejorar o erradicar los hábitos, cuando se llega a un nivel de cero crecimientos. Hay que dar un salto de calidad para que los resultados se superen así mismos. Es el caso de la lectura rápida, la cual necesita cambiar el hábito de leer para sí mismo y lentamente, porque se cree que de esta forma se capta mejor el mensaje. Debes creer que la agilidad también puede acompañarse de la calidad. El uso del dedo para señalar el contenido de la lectura te permite modificar el patrón de conducta de la vista.

Reta la mente y mejora:

Para mejorar la lectura rápida hay que iniciar por medir tu tiempo y nivel de retención de información. Para luego agilizar en forma progresiva. Realiza tests y pruebas para evaluar tu situación actual, las cuales las puedes fácilmente encontrar online.

Que la mente se acompañe de emociones positivas:

Un ambiente de tranquilidad y con pocas distracciones, sin preocupaciones ni estados de ánimo negativos, sin duda te ayudará en tu objetivo de lograr la lectura rápida y productiva. Recuerda que tu meta no es sólo leer rápido sino que sea útil y significativo el contenido que ingresas a tu mente.

Gracias…

Carlos Gallego – Escritor del Reporte:
“CómoLeerMásRápidoenSOLO7Días”

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Lectura Veloz. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s