Lectura Veloz Y Las Palabras

Lectura velozSin dudas, la parte más importante en la lectura veloz son las palabras, o mejor dicho, nuestra relación con ellas.

Más extensas, más cortas, con mayor o menos cantidad de letras, muy sugerentes, desapercibidas, interesantes o desconocidas, son sólo algunas de las características de estas aliadas a la hora de leer.

Por ello, es vital conocerlas y saber un poco más de ellas. En el siguiente artículo lo aprenderás.

Lectura veloz: Qué saber sobre las palabras

En toda lectura veloz (y también en la tradicional) existen tres tipos de palabras:

-Las conocidas: aquellas que sabemos su significado y su relación en contexto con las demás
-Las desconocidas: las que no conocemos qué significan o por qué están escritas en el texto
-Las dudosas: puede ser que al momento de leerlas nos confundamos una letra o bien que no sabemos totalmente su función.

En el primer caso no tendríamos ningún tipo de inconveniente: las conocemos, sabemos su utilidad en el texto, estamos seguros de lo que quieren decir, etc. Con aquellas que son desconocidas podemos tomar dos caminos: dejarlas de lado (seguir leyendo) o bien buscar su significado en el diccionario. Si bien esto último nos lleva más tiempo, lo importante es recordarla para siguientes lecturas.

**REPORTE GRATUITO: Cómo Leer Más Rápido en solo 7 Días. ¡Garantizado! Haz Clic Aquí y Descárgalo AHORA

Las que nos resultan dudosas nos pueden traer varios problemas, ya que seguramente nos harán releer el texto, la frase o la palabra varias veces hasta entenderla. Eso es lo que se trata de eliminar en la lectura rápida. Sin hacer regresiones también podemos utilizar el diccionario o dejarlas pasar. Tener en cuenta que la pérdida de tiempo se puede transformar en un hábito perjudicial para nuestra comprensión y nuestra velocidad.

Cuando los textos son muy complejos y todavía no somos expertos en la lectura “no tradicional” es probable que tengamos que hacer varias regresiones, consultar con otras fuentes, preguntar qué quiso decir el autor, etc, lo que llamamos “regresión controlada”. Por ello, para comenzar, siempre es mejor tomar un texto más sencillo, con palabras que en su mayoría sean de nuestro conocimiento.

Lectura veloz y la falta de vocabulario

En la lectura veloz no sólo se habla de la rapidez con que uno lee sino también en la información que queda en nuestra memoria. Se sabe que leer asiduamente nos permite tener un mayor bagaje cultural e imaginación, menos faltas de ortografía y sobre todo, más vocabulario.

Por el contrario, no tenerlo es un freno a nuestra capacidad de aumentar la velocidad de lectura, porque debemos regresar en cada momento con el fin de comprender el sentido de la frase. Esto ralentiza sin dudas el proceso y nos lleva a ser lectores “inmaduros”.

Para evitarlo, se puede confeccionar una lista de palabras que no se conocen para luego buscarlas en el diccionario. Cuando se lee un libro, por ejemplo, se pueden ir marcando las desconocidas y cuando se termina la página o el capítulo no sólo conseguir su significado sino además sinónimos, antónimos y derivados.

La próxima vez que veamos esa palabra no tendremos problemas porque estará en el grupo de las “conocidas”.

Gracias…

Carlos Gallego – Escritor del Reporte:
“CómoLeerMásRápidoenSOLO7Días”

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Lectura Veloz y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s