Lectura veloz y las frases secundarias

lectura velozAdemás de encontrar la idea principal en un texto, también puede ser de mucha ayuda hallar las complementarias o secundarias, que servirán para tener un mejor entendimiento de lo que el autor ha querido decir.

En la lectura veloz no solamente se enseñan las técnicas para doblegar la rapidezy finalizar antes libros y publicaciones, sino que además se brindan recomendaciones para comprender y retener información.

Lectura veloz: las frases complementarias

La lectura veloz ayuda a que las personas puedan tardar menos tiempo en terminar de leer cualquier tipo de texto y también a que se concentren, aprendan, se nutran, memoricen, etc. Si bien en la gran mayoría de los párrafos hay sólo una idea principal, es posible que también se den casos en los que el autor decide brindar más datos adicionales en relación a ella.

Una vez que aprendemos a determinar cuál es la frase primordial, todo lo demás es “extra”. Sin embargo, no siempre hay que descartarlo, ya que podría ser muy valioso para comprender mejor el texto. Estas desarrollan con más detalle todos los aspectos que se relacionan a lo principal y también a cuestiones que tienen algo en común pero no son explicaciones nada más.

**REPORTE GRATUITO: Cómo Leer Más Rápido en solo 7 Días. ¡Garantizado! Haz Clic Aquí y Descárgalo AHORA

La habilidad de un lector reside en saber diferenciar la importancia y utilidad de cada oración y también de cada palabra, ya que puede ocurrir que los artículos, nexos coordinantes y hasta adjetivos sean “adornos” para que la idea se entienda mejor.

Leer pendientes de las ideas es añadir un elemento muy destacado en el dinamismo del hábito de la lectura. Así, captar y comprender la idea central y luego determinar las secundarias hará que el proceso de entendimiento sea mayor y más fuerte.

Lectura veloz: cómo desarrollar las ideas secundarias

Ahora bien, en la lectura veloz la gran mayoría de sus aspectos han sido estudiados y evaluados por expertos. En este caso, les contaré cuáles son las maneras de determinar cuándo una idea es secundaria en un texto.

En primer lugar, si se usa la repetición, es decir, si se mantiene el mismo contenido que la oración principal pero se varían algunas palabras. Son semejantes pero no las mismas, pudiendo añadir nueva información.

La segunda opción es por contraste: muy eficaces para resaltar, ya que el autor decide usarlas e impresionar al lector, dejando bien en claro su postura y opinión y lo que no está en su pensamiento.

En tercer término, por ejemplificación: con ellos podemos comprender las ideas. Se usan casos y aplicaciones concretos, fáciles de comprender y de imaginar. Pueden ser que le hayan ocurrido al autor o a otra persona.

Finalmente, por justificación: se expresan las razones y los fundamentos racionales o lógicos que apoyan la idea principal, además de que ayudan a entenderla y a tener mayores conocimientos sobre el tema.

Comienza a practicar con un libro, un texto para la Universidad, un informe para el trabajo o lo que desees. Determina la frase principal y luego las secundarias para una mejor comprensión lectora.

Gracias…
Carlos Gallego – Escritor del Reporte:
“CómoLeerMásRápidoenSOLO7Días”

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Lectura Veloz y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s