¿Qué problemas afectan la lectura rápida?

Si estás comenzando en el camino de la lectura rápida o si recién estás incorporando sus técnicas y aún no ves buenos resultados, te interesará leer la siguiente nota.

En ella te contaré cuáles son los problemas comunes que afectan a la hora de la lectura y cómo solucionarlos.Desde la vista al cuello, la luz y cómo colocamos el libro o el texto frente a nuestros ojos, son todos hábitos que debemos observar para mejorar.

Lectura rápida: problemas comunes y sus soluciones

Para que la lectura rápida de los frutos que estamos ansiando, es necesario realizar una buena siembra, es decir, tener en cuenta desde el principio algunos factores que en el futuro pueden interferir en nuestro camino.

En primer lugar, la vista. Si no vemos bien o nos mareamos, es necesario acudir al oftalmólogo. Cambiar las lentes, realizarse estudios según la edad y estar siempre controlados, haciendo las consultas cada año. Esto ayudará a no tener “interferencias” desde el primer minuto de nuestra lectura.

**REPORTE GRATUITO: Cómo Leer Más Rápido en solo 7 Días. ¡Garantizado! Haz Clic Aquí y Descárgalo AHORA

Por otra parte, la salud y la tranquilidad son vitales para una lectura más veloz, ya que las condiciones serán optimas, pudiendo tomarnos el tiempo para sentarnos a disfrutar de un texto. Si estamos nerviosos, molestos, fatigados, etc no es posible “encontrarse” con la lectura. Se recomiendan ejercicios previos de relajación o descansar.

Posición del cuerpo y de la cabeza: Lo correcto es estar sentado, con la cabeza apoyada en el respaldo de la silla, de forma un poco erguida. No mover la cabeza mientras se lee, el movimiento lo deben realizar los ojos. Esto influye de manera negativa ya que exige mayor coordinación.

Posición y distancia del libro: debe estar colocado a una inclinación aproximada de 45° en lo posible en un atril o mesa. La distancia debe ser prudencial, ya que si está muy lejos se pierde la nitidez, si está muy cerca marea, por ejemplo. Al menos a 40 cm de los ojos para ampliar el campo visual.

Por último, la iluminación: debe ser adecuada y provenir desde la izquierda, ya sea natural o artificial.

Lectura rápida: el salto del ojo

Pasemos ahora a hablar de otros de lo “problemas” más comunes en la lectura veloz: el llamado “salto del ojo”. Esto es el movimiento que produce la vista cuando está frente a un objeto, en este caso, un texto.

Para poder avanzar en la lectura, es vital que el ojo esté entrenado, y para ello, la práctica es primordial. Cada día aumenta tu velocidad al leer textos más rápidamente. Toma el tiempo que te lleva y comparalo con las marcas anteriores. Con la perseverancia se pueden lograr todos los objetivos.

Comienza hoy mismo a practicar las técnicas para ser un lector sagaz y bien entrenado. Incorpora todo tipo de información en menos tiempo y retiene los datos por varios años.

Gracias…

Carlos Gallego – Escritor del Reporte:

“CómoLeerMásRápidoenSOLO 7 Días”

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Lectura Rápida y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s