¿Cómo es la mecánica de la lectura rápida?

Muchos consultan sobre las ventajas de la lectura rápida sin embargo algunos se olvidan de conocer cómo son las técnicas o ejercicios para lograrla.

Estos han sido estudiados, practicados y analizados por expertos lingüistas desde hace décadas y hoy en día, afortunadamente, tenemos los mejores y más útiles conceptos.Es interesante saber que la lectura es in proceso complejo que implica en primer lugar un correcto movimiento de los ojos y en segundo término un adecuado proceso mental para transformar los símbolos en un significado. En la siguiente nota aprenderás mucho más sobre ello.

Lectura rápida: mecanismos de aprendizaje

No es preciso ser un genio de la literatura o en letras para poner en práctica las técnicas de la lectura rápida. Cualquier persona en este mundo debería adoptarlas en su vida cotidiana, sin importar la cantidad de textos que lee ni el tipo de lecturas que prefiere, así como tampoco el tiempo libre disponible.

Uno de los análisis realizados hace algunos años, que luego dieron como resultado ejercicios estupendos para leer más velozmente, fue el del movimiento del ojo humano. Para ello, estudiaron el comportamiento en diversos momentos del día y la conclusión a la que llegaron fue: recorre en forma de línea, dando saltos y pausas. En estas últimas es cuando se “lee”, algo comúnmente llamado “puntos de fijación”.

**REPORTE GRATUITO: Cómo Leer Más Rápido en solo 7 Días. ¡Garantizado! Haz Clic Aquí y Descárgalo AHORA

Según cada persona y la complejidad de cada texto es que estos puntos serán más o menos prolongados. Luego, necesitará unir dos de ellos de izquierda a derecha (en idiomas que así escriben, sino de derecha a izquierda) y tras ello efectuar un “movimiento de retorno”, es decir, regresar al principio del siguiente renglón.

La regresión es algo común en los que acostumbran releer los textos o las oraciones que “no entendieron”. Sin embargo, se ha comprobado que esta costumbre no es correcta, pues se gasta mucho tiempo en volver sobre lo ya leído.

Lectura rápida: cómo se mueven los ojos

Pasando ahora a una persona que ya ha incorporado las técnicas o mecanismos de la lectura rápida, puedo decirles que los ojos se fijan por encima de las palabras y en su centro al mismo tiempo. ¿Cómo se logra esto? Con la práctica y la perseverancia.

El ojo va ampliando su campo visual y eliminando la dependencia a las palabras, no se queda fija en una, sino que la pasa rápidamente. Se acostumbra a deletrear, vocalizar, pasar lentamente por las palabras largas o difíciles y todo esto sólo hace que el proceso sea más lento, algo que obviamente, no estamos buscando.

Lo primero que hay que hacer es reemplazar la llamada “lectura tradicional” por una más veloz, más eficiente, más útil. Las técnicas son variadas y dependerá de cada uno escoger la que más se ajuste a las necesidades. En poco tiempo se ven maravillosos resultados, sólo hay que proponérselo.

Gracias…

Carlos Gallego – Escritor del Reporte:

“CómoLeerMásRápidoenSOLO 7 Días”

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Lectura Rápida. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s