Qué saber sobre la lectura rápida actual

Mitos y preconceptos giran en torno a la lectura rápida.

Muchos de estos comentarios se deben a la falta de información y también a la negación de aprender nuevos mecanismos de estudio o trabajo. Por ello, es bueno siempre conocer sobre un tema para luego opinar de él.

En el siguiente artículo, aprenderás a diferenciar ideas armadas sobre una de las técnicas más conocidas del mundo y de las utilizadas por personas de todas edades, ocupaciones y oficios.

Lectura rápida: conceptos básicos

La lectura rápida es un descubrimiento que fue perfeccionado con el paso de los años para que las personas puedan, en menos tiempo, leer sus textos preferidos u obligatorios. Las técnicas principales permiten triplicar su velocidad al asimilar libros, informes, artículos del periódico, etc, pero a la vez mejorar la comprensión, aumentar la concentración y tener mayor capacidad de memoria a largo plazo.

En la lectura tradicional, la mayor parte del tiempo los ojos permanecen inmóviles. Esto se debe a que la luz que reciben es la suficiente para repasar las letras y palabras de los textos. Así, la vista se queda detenida en un punto por un lapso determinado y luego se desplaza a otro sector de la hoja. Este proceso es igual en todos los casos, con menor a mayor exposición sin movimiento.

**REPORTE GRATUITO: Cómo Leer Más Rápido en solo 7 Días. ¡Garantizado! Haz Clic Aquí y Descárgalo AHORA

En la lectura veloz, en cambio, el ejercicio principal es el de mover los ojos más rápido, los primeros días con la ayuda de un lápiz o regla, pero luego sin ningún “tutor”. Así, el tiempo de exposición es menor, se puede hacer un pantallazo de lo que dice el texto y tardar menos en terminar libros enteros.

Así es. Podrás triplicar tu velocidad de lectura de una manera sorprendente y no sólo eso: te ahorrarás el paso de “hablar” el texto, ya que de la vista las palabras van directamente al cerebro y lo mejor de todo: permanecen allí por un largo período.

Lectura rápida: lo que no se sabe

Pasaré ahora a contarte lo relacionado a lo “desconocido” de la lectura rápida. Las personas que no saben esto son aquellas que pueden tener conceptos errados sobre las técnicas más usadas del mundo.

Primero: “leer rápido te ayuda a comprender mejor los textos”. Esto es así porque con cada fijación de la vista se abarca como mínimo tres palabras. A diferencia de las creencias populares, leer rápido es sinónimo de mayor información en menos tiempo, no de falta de entendimiento y memoria.

Segundo: “La concentración aumenta”. El cerebro tiene una capacidad muy importante que no se explota: la concentración. Esto es así porque si se lo acostumbra a leer tres veces el mismo texto hasta “comprenderlo”, tiene que hacer menos esfuerzo. Por el contrario, con la lectura veloz se logra que la mente se concentre y preste más atención porque lo leído no volverá a pasar por los ojos.

Por último, la falta de tiempo actual no permiten que se sigan manteniendo los estándares de lectura del pasado. Es preciso comenzar a aumentar la capacidad para leer y aprender más en menos cantidad de minutos, horas, días, etc.

Gracias…

Carlos Gallego – Escritor del Reporte:

CómoLeerMásRápidoenSOLO 7 Días

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Lectura Rápida y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s