Cursos de lectura rápida que cambiarán tu vida

Los cursos de lectura rápida sirven para, además de ayudarte a leer más velozmente, a ser una persona más instruida, concentrada y memoriosa. Este tipo de ejercicios de comprensión de textos te servirán para mejorar la capacidad de asimilar toda la información que llegue a ti.

En esta nota te contaré mucho más sobre estos cursos y cómo te cambiarán la vida a partir de que comiences a usarlos.

Cursos de lectura rápida: capacidad para leer

Los cursos de lectura rápida son excelentes para cualquier persona, sin importar su edad, su profesión o su nivel de estudios. Sin embargo, la capacidad lectora puede llegar a ser más útil para algunos, dependiendo de sus actividades diarias.

Muchos han hecho el curso sólo porque les servía para el trabajo, otros porque son amantes de la lectura y hay quiénes aún no se han decidido, porque creen que no es algo para ellos.

**REPORTE GRATUITO: Cómo Leer Más Rápido en solo 7 Días. ¡Garantizado! Haz Clic Aquí y Descárgalo AHORA

Una persona promedio leer dos palabras por segundo, con la mitad de retención, es decir, una palabra de cada dos que lee. Para muchos esto será suficiente o más que satisfactorio, pero no para todos. Esto se debe a que la lectura rápida puede contribuir a mejorar notablemente no sólo la velocidad sino también el entendimiento global: de 4 a 6 palabras por segundo con un 100 por ciento de retención.

Cursos de lectura rápida: qué saber

Con el tiempo y el uso de los cursos de lectura rápida podrás aumentar tu velocidad de lectura, porque están diseñados para ello, además de brindarte capacitación que puedes usar en cualquier ámbito.

Podrás elegir cuáles son las palabras, oraciones o textos que valen la pena y cuáles no aportarán nada. Para ello, es necesario centrarse en cada conjunto de letras, palabras o frases (según la extensión), algo que no todos hacen pero que se ha descubierto que es realmente útil.

Gracias a estos cursos se pueden eliminar todas aquellas palabras que sólo sirven para ralentizar el proceso de la lectura y además, a dejar de subvocalizar mientras se lee, algo muy común, sobre todo en los más pequeños.

Con la lectura rápida, las palabras son leídas en silencio en la mente mientras todo el material se incorpora y se fija allí. A diferencia de los ejercicios físicos repetitivos, las estrategias de velocidad de la lectura ayudan a entrenar al cerebro para reconocer cuáles son las palabras fundamentales y desechar las demás. Sin embargo, tal y como una práctica deporte, la velocidad y la efectividad aumentarán en relación a la constancia y al paso del tiempo.

No dudes en comenzar a buscar el curso más adecuado para ti, porque te será de mucha utilidad para leer más rápido, razonar mejor y retener mucha más información de todo lo que añades a tu cerebro.

Gracias…
Carlos Gallego – Escritor del Reporte:
“Cómo Leer Más Rápido en SOLO 7 Días”

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Lectura Rápida y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s