Lectura rápida y comprensiva en los niños

La lectura rápida y comprensiva no sabe de edades, profesión ni condición socio económica.

Es decir, que todos podemos comenzar a poner en práctica sus técnicas para lograr excelentes resultados.

Si algo se aprende desde pequeños, mucho mejor, por ello, es importante que se capacite a los maestros con las mejores técnicas de lectura rápida y comprensiva para enseñar en la escuela. En esta nota te contaré más sobre ello.

Lectura rápida y comprensiva: razones para practicarla

Mucho se habla de la lectura rápida y comprensiva últimamente, pero la verdad es que no todos saben bien de qué se trata ni por qué es tan recomendable que todos la pongamos en práctica mientras trabajamos, estudiamos o leemos una novela en los tiempos libres.

Las razones más importantes por las que practicar este tipo de lectura son:

– Para leer y captar el contenido y las ideas principales del texto, que se encuentran en conjunto de palabras en cada frase

– Para no frenarse ante errores tipográficos, impresión borrosa y significados desconocidos, perdiendo mucho el tiempo, sino percibiendo los datos que brinda el texto y las ideas más importantes.

– Para leer más rápido una vez que se ha encontrado el sentido y las ideas prioritarias del texto, sin perder la comprensión de lo demás

**REPORTE GRATUITO: Cómo Leer Más Rápido en solo 7 Días. ¡Garantizado! Haz Clic Aquí y Descárgalo AHORA

– Para poder ahorrar minutos y horas muy valiosas del día o de la jornada escolar

– Para entender mejor lo que explica el maestro en las clases y seguir atentamente las lecturas colectivas

– Para estudiar las lecciones con más rapidez y con mayor eficacia, porque se comprende y asimila el contenido más fácilmente.

– Para conseguir motivaciones extra y poder resaltar de entre los compañeros, siendo felicitado por los maestros y padres

Lectura rápida y comprensiva: qué hacer con los niños

Como he dicho antes, cualquier disciplina que se aprende de pequeño perdura durante toda la vida. Un deporte, un juego, un arte, todo. Con la lectura veloz ocurre lo mismo. Es por ello que tanto padres como profesores deben actuar en conjunto para lograr que el niño domine las técnicas y pueda gozar de todos los beneficios. Para ello, se puede:

–        Jugar: es una forma muy divertida de aprender y de conseguir mejores resultados en los pequeños

–        Reforzar: esto significa que lo aprendido en clase debe practicarse en la casa. Aquí los padres son más que importantes.

–        Segmentar: con pequeños párrafos para practicar

–        Parafrasear: una frase u oración, para recordar las ideas y no las palabras

–        Interrogar: Preguntarle al niño cuál es el tema principal de un texto, expresado en pocas palabras.

De esta manera, los niños podrán poner en práctica la lectura rápida y comprensiva, al tiempo que se divierten.

Gracias…
Carlos Gallego – Escritor del Reporte:
“Cómo Leer Más Rápido en SOLO 7 Días”

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Lectura rápida y comprensiva y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s